DuckDuckGo no deja rastro

Cuando buscas con Google, Google te encuentra

Cover Image

En la entrada anterior Hay vida (privada) en Android más allá de Google hablaba de alternativas a Google en Android, pero incluso sin tener instalada ninguna de sus aplicaciones muchas veces recurrimos a alguno de los muchos servicios de Google (en Android y en cualquier sistema operativo), y principalmente a su servicio de búsqueda en internet.

Sin ser paranoicos, tenemos que saber que cuando utlizamos su buscador Google rastrea nuestra actividad en la red y con todos los datos recogidos (no solo qué hemos buscado en ese momento, también las actividades e historiales de búsqueda y de navegación, cookies, el historial de ubicaciones, información de los dispositivos... datos que además cruza entre sí) crea perfiles de usuarios que después aplica a sus políticas de marketing y así, por ejemplo, en nuestra siguiente navegación por la red nos mostrará publicidad acorde a lo que ellos entienden que son nuestros intereses.

Así, cuando utilizamos sus herramientas estamos enseñando a Google a mejorar su sistema de publicidad. Ése es su negocio. Y nosotros somos el producto. Claro que ellos nos aseguran que es para mejorar nuestra experiencia como usuarios. Gracias pero no.

Y es que, como usuarios de la red, con un solo clic aceptamos políticas de privacidad que desconocemos y "cedemos" nuestros datos para que formen parte de una recopilación masiva de información, un potente recurso con el que Google obtiene capacidad de segmentarnos en distintos tipos de consumidores según una infinidad de combinanciones de variables. Como decía, nosotros somos el producto, pero el negocio lo hacen otros.

Google Big Brother

En definitiva, Google almacena y vende nuestra vida privada en la red. Y se supone que esa recopilación de información se hace a modo estadístico con fines comerciales (venta de publicidad), pero ¿y si yo no quiero participar en su negocio? ¿o quiero negociar mi parte? Y por otro lado, ¿quién asegura que esa información sólo se utiliza con esos fines? ¿y a quién es revendida? Además, por otra parte, esa información puede ser requerida legalmente, y utilizarse en nuestra contra. La información es poder. Y la privacidad es un derecho.

Un derecho y una responsabilidad, porque como usuarios activos de la red también tenemos en nuestras manos la gestión de nuestra propia privacidad, y eso nos obliga a informarnos y reflexionar para tomar decisiones acertadas respecto a la información personal que queremos compartir.

Pero también hay que saber que uses o no uses Google, uses o no uses su buscador, el gigante de internet te seguirá rastreando por diferentes vías "anónimas" (Google Analytics) a modo estadístico. Pero se trata de no darle facilidades (Paranoicos por la privacidad: que no te rastreen en Internet). Y para ello una buena costumbre es usar aplicaciones y servicios alternativos más respetuosos con nuestra privacidad para tareas como el correo electrónico, contactos, agenda, mensajería, almacenamiento, mapas,... y un buscador.

Uno de esos buscadores (hay más) es DuckDuckGo, un proyecto open source alternativo que ha crecido mucho en poco tiempo (Tráfico DuckDuckGo), principalmente cuando las actividades de vigilancia de la NSA se difundieron en la prensa y en medios de medio mundo, entonces DuckDuckGo comenzó a ganar miles y miles de usuarios creciendo un 600% gracias a su defensa de la privacidad.

Y es que DuckDuckGo es un motor de búsqueda que a diferencia del buscador de Google hace hincapié en la privacidad y en no registrar ni almacenar la información personal del usuario. La búsqueda con DuckDuckGo es completamente anónima, con la garantía de que lo que uno busca se queda en su ordenador o en su smartphone.

DuckDuckGo no se sirve de las cookies para identificarnos y desecha agentes de usuarios (user agents) y direcciones IP de sus servicios de registro. DuckDuckGo no intenta generar un identificador asociado a las búsquedas ni crear perfiles. Por ejemplo, DuckDuckGo ni siquiera tiene forma de saber cuándo dos búsquedas vienen de una misma fuente y no puede dar diferentes resultados a diferentes usuarios (cualquier persona haciendo la misma búsqueda obtendrá los mismos resultados).

DuckDuckGo

Sacar el máximo partido a DuckDuckGo no es complicado, pero puede suponer ajustar ciertas opciones para que funcione como queremos. La configuración del buscador permite ajustar algunos aspectos generales (zona, idioma, publicidad, nueva ventana, atajos, omitir material adulto,...), de diseño (distintos temas), apariencia (fuentes, colores, iconos,...) y privacidad.

DuckDuckGo no ofrece resultados "promocionados" pero sí publicidad (que no es personalizada y va destinada a financiar el proyecto) y que puede ser desactivada en la configuración (Ajustes avanzados, General, Publicidad). Y es que un negocio de búsqueda basado en la publicidad es perfectamente sostenible sin necesidad de usar datos de los usuarios. Y el hecho de que DuckDuckGo sea rentable demuestra que no hace falta rastrear a los usuarios para ganar dinero. El respeto a la privacidad no es incompatible con la rentabilidad.

Dentro de la configuración de los Ajustes avanzados, en Privacidad, también encontramos la opción "redirect" (activada por defecto) que impide compartir tu búsqueda con los sitios donde haces click, estos es, que los sitios web a donde llegas desde los resultados no tienen conocimiento de los términos empleados o de cualquier dato personal asociado con la búsqueda. Aquí también puedes activar la opción HTTPS, para que todas las búsquedas usen las versiones cifradas de los sitios web.

Otra característica de DuckDuckGo son los !Bangs. Se trata de comandos (básicamente un signo de exclamación ! seguido de letras) que indican a DuckDuckGo dónde y cómo buscar. Así, si en alguna ocasión usando DuckDuckGo piensas que los resultados no son tan relevantes como los que te ofrecería Google, a través del !Bang !g seguido de tu término de búsqueda puedes buscar en Google desde DuckDuckGo con la ventaja de que no vas a ser rastreado. Otro ejemplo, el Bang !gi (empieza poniendo !g y DuckDuckGo te mostrará más opciones) sirve para hacer una búsqueda en Google Imágenes pero conservando las ventajas de la búsqueda anónima. La lista de !Bangs es amplia: Google, Bing, Yahoo, Wikipedia, Diccionario de la RAE, Mapas, YouTube, Amazon, ebay, Twitter, Facebook, ....

Aparte de todo esto, DuckDuckGo nos ofrece algunos pequeños trucos más o menos ocultos. Una muestra:

  • is webierta.skn1.com down: Comprueba el estado de servicio de una web (si aparece Seems down, es que está caída; si es Seems up, es que está todo bien).
  • HTML Chars: Muestra un listado con los diferentes caracteres especiales en HTML, con su nombre, formatos decimal y hexadecimal y una descripción.
  • figlet webierta: para escribir en formato ASCII.
  • El significado de emoticonos, por ejemplo :-S o B-)
  • stopwatch: Cronómetro online.
  • Contenido Multimedia. Los resultados pueden separarse según el tipo de contenido en distintas pestañas: Web, Imágenes, Video, Sonido, entre otras. En Sonido (o música) el contenido superior está vinculado con SoundCloud y permite la reproducción directa del enlace.

Todas estas razones convierten a DuckDuckGo en una poderosa herramienta alternativa de búsqueda que merece la pena probar. Si finalmente te convence, recuerda ponerlo como el motor de búsqueda por defecto en tu navegador (y según el navegador que uses, también tendrás que configurar la barra de navegación para usar DuckDuckGo directamente desde allí).

Por otra parte, si tienes una web o un blog, también puedes incluir fácilmente DuckDuckGo como buscador interno de tu sitio, como el que usamos en esta página (Actualización: Ahora el buscador interno de Webierta utiliza la versión encriptada de Google, lo que viene a ser lo mismo que utilizar DuckDuckGo con el !Bang !g). Hay dos formas sencillas para hacerlo:

  1. Visita la web de su caja de búsqueda y completa el formulario según tus preferencias: tamaño del ancho, logo, color, dominio de búsqueda (aquí tu sitio), texto por defecto y autofoco del cursor. Después copia el código que te facilitan y pégalo en tu web. Un ejemplo:

    <iframe src="https://duckduckgo.com/search.html?width=200&duck=yes&site=webierta.skn1.com&prefill=Buscar" style="overflow:hidden;margin:0;padding:0;width:333px;height:60px;" frameborder="0"></iframe>
  2. Añade el código de un formulario a tu web y adáptalo para que DuckDuckGo busque en tu dominio. Por cuestiones de validez del código, recomiendo usar este método, por ejemplo, algo así:
    <form method="get" id="search" action="http://duckduckgo.com/">
    <input type="hidden" name="sites" value="webierta.skn1.com"/>
    <input type="hidden" name="k8" value="#444444"/>
    <input type="hidden" name="k9" value="#D51920"/>
    <input type="hidden" name="kt" value="h"/>
    <input type="text" name="q" maxlength="255" placeholder="Buscar&hellip;"/>
    <input type="submit" value="DuckDuckGo Search" style="visibility: hidden;" />
    </form>

Tanto si utlizas uno como otro método, puedes añadir algunos parámetros, que sirven para personalizar la experiencia de búsqueda. Para incorporarlos en el primer método, simplemente añádelos al final de la url del iframe, por ejemplo, en el código anterior para activar que los resultados se muestren en una nueva ventana se pondría así:

<iframe src="https://duckduckgo.com/search.html?width=200&duck=yes&site=webierta.skn1.com&prefill=Buscar&kn=1" style="overflow:hidden;margin:0;padding:0;width:333px;height:60px;" frameborder="0"></iframe>

En el segundo caso, como se ve en el código correspondiente, los parámetros se incorporan con el atributo name en un input.

Desde Webierta te deseamos buena búsqueda con DuckDuckGo!