La neutralidad de la red

Internet libre y abierto para todos

Cover Image

El concepto de neutralidad de la red hace referencia necesariamente a nuestra idea de qué es o qué debe ser internet.

Para muchos, internet es un potencial vehículo para la libre expresión, el acceso libre a la información y motor del desarrollo social y cultural. Un espacio de libertad y comunicación donde las conexiones entre las personas son cada vez más potentes y dan lugar a una sociedad más abierta, cercana y comprometida.

Para quienes compartimos esta visión, su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto. Sin embargo, está siendo lentamente coartada por la intervención de gobiernos y por intereses comerciales que actuando como grupos de lobby amenazan esta visión de lo que debe ser internet.

Ante esta amenaza real surge el concepto de neutralidad de la red, que implica tanto a operadores de servicios de telecomunicaciones como a los proveedores de conexión, que deben proporcionar acceso (respetando la capacidad, la velocidad y la calidad que se haya contratado por parte de los clientes) independientemente del contenido, origen, destino y el equipo o aplicaciones utilizados.

RedNeutralLogo

Así, entendemos la neutralidad de la red como garantía de igualdad de acceso a los contenidos: Una red neutral es aquella que está libre de restricciones acerca de los contenidos y los sitios sin priorizar unos frente a otros ni crear barreras de acceso, y permite la comunicación sin alterar ni censurar el acceso a su contenido.

Y también como garantía del derecho a la privacidad. El principio de neutralidad de la red establece que los paquetes de datos (el tráfico) recibido o generado en Internet no debe ser manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquiera otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se trata como una comunicación privada, y únicamente podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido bajo mandato judicial, como correspondencia privada que es en realidad.

Aunque podemos denunciar violaciones de la neutralidad de la red a través de Respect My Net, necesitamos urgentemente directrices claras para proteger nuestras libertades y derechos online. La lucha por la neutralidad de la red y por la aprobación de legislaciones que la blinden legalmente es una lucha clave para la democracia en el siglo XXI y la libertad.

Y en este momento los reguladores europeos están a punto de decidir si darle a las grandes corporaciones de telecomunicaciones el poder de influir en lo que puedes (y no puedes) hacer online. En breve, el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (BEREC) debe redactar las directrices de implementación del "Reglamento del Mercado Único de las Comunicaciones" aprobado por el Parlamento Europeo en octubre de 2015 para contener las normas de neutralidad de la red en Europa. Durante todo ese proceso el BEREC ha sido intensamente presionado por el lobby corporativo de las telecomunicaciones. El pasado 6 de junio el BEREC publicó el borrador de dichas directrices y abrió una consulta pública para recoger sugerencias de como mejorarlo. Esta consulta se cerró el pasado día 18 de julio con un mensaje alto y claro que han lanzado más de 500.000 ciudadanos: ¡queremos un internet libre, abierto y neutral!

savenetneutrality

Puedes ampliar información sobre este tema en el libro «La neutralidad de la red» escrito por José Alcántara. Su autor lo ha cedido a Dominio Público y está disponible para su descarga en formato epub en la Biblioteca de Las Indias.

También puedes recabar más información en el proyecto activista de Xnet sobre Neutralidad de la red y en la plataforma Save the Internet.